Kouign-amann

IMG_3724

 

Este sábado no nos libramos del fútbol. Es lo que pasa por tener la suerte (bueno, en este caso más bien la desgracia) de tener un proyector en el salón: toda la familia se auto-invitó para ver el partido. No me malinterpretéis: ¡adoro a mi familia española! Lo que pasa es que no soy nada futbolero, pero nada… En fin, algo había que hacer para aguantar el partido y lo que se nos venía encima después, ganase quien ganase. Así que como complemento de la rica cena que preparó mi querida suegra, preparé unas buenas copas y unos dulces irresistibles con el fin de sobrellevar lo mejor posible este trance. Y para ello, ¿qué mejor que unos deliciosos kouign-amann (entiéndase “pasteles de mantequilla” en bretón)? Iba sobre seguro, ya que estaba convencido de que a todo el mundo le iba a encantar este delicado bocado hojaldrado y caramelizado típico de Bretaña con delicioso sabor a mantequilla. Y así fue. Aprendí dos cosas el sábado: a) que el mundo se puede derrumbar, nada ni nadie puede desviar la atención de unos aficionados al fútbol y b) ¡que no hay nada más crujiente e irresistible que un kouign-amann recién hecho!

 

♦ RECETA ♦

Para 15 porciones

250 g de harina de trigo floja
135 g de agua tibia
10 g de levadura fresca de panadería
1 cucharilla de sal
250 g de mantequilla
220 g de azúcar
Media vaina de vainilla

 

En un vaso, disolver la levadura con 50 g de agua tibia.
Añadir la harina y la sal, mezclar, y añadir el resto del agua.
Amasar durante 3 minutos a velocidad lenta y 5 minutos a velocidad rápida (10 o 12 minutos a mano) hasta conseguir una masa homogénea y no pegajosa.

IMG_3691
Formar una bola y, con la ayuda de un cuchillo afilado, dibujar una cruz en la parte superior de la masa.

IMG_3767

Tapar con papel film o con un trapo y dejar levar en un lugar caliente durante hora y media, hasta que la masa doble de volumen.

IMG_3768

Sacar el bloque de mantequilla de la nevera y dejarlo reposar 5 minutos. Mientras tanto, sacar las semillas de la vaina de vainilla y mezclarlas con el azúcar.
Cuando la masa esté lista, amasarla un poco con las manos para quitarle el aire y estirarla con el rodillo en una superficie ligeramente enharinada hasta conseguir un rectángulo de unos 30 x 20 cm (1).
Colocar la mantequilla entre dos hojas de papel de horno y estirarla con el rodillo hasta formar un rectángulo del mismo tamaño que la masa (1).
Dejar reposar la masa y la mantequilla en la nevera durante 1 hora.

Seguidamente, proceder al plegado de la masa.
Sacar la masa y la mantequilla de la nevera. Estirar la masa hasta que tenga el doble de largo de antes ( 60 x 20 cm).
Colocar la placa de mantequilla en el centro del rectángulo de masa. Doblar primero la parte inferior de la masa encima de la mantequilla y luego la parte superior (2). Presionar con los dedos para encerrar la mantequilla dentro de la masa.
Primer pliegue:
Girar la masa un cuarto de vuelta hacia la izquierda, es decir en sentido contrario a las agujas del reloj, y estirarla a lo largo (3). Dividiendo mentalmente la masa en tres partes, doblar la parte inferior sobre la parte del medio y la parte superior sobre la parte del medio (4). Con el dedo índice, dejar una marca en la parte inferior derecha de la masa para indicar que se ha realizado un pliegue. Tapar la masa con film transparente y dejarla reposar 20 minutos en la nevera.
Segundo pliegue:
A partir de este pliegue, hay que sustituir la harina por el azúcar para estirar la masa: esparcir un poco de azúcar en la superficie, colocar la masa, girarla de la misma forma que antes (un cuarto de vuelta hacia la izquierda) y estirarla (5). Espolvorear ligeramente la superficie con azúcar y doblar la masa siguiendo los pasos del primer pliegue (6). Dejar dos marcas en la parte inferior derecha. Tapar la masa con film transparente y dejarla reposar 20 minutos en la nevera.
Tercer pliegue:
Esparcir un poco de azúcar en la superficie y repetir los pasos del segundo pliegue (7). Cuando la masa esté estirada, espolvorear bien la superficie con azúcar (8), doblar la masa, darle media vuelta y espolvorear con el azúcar sobrante (9).

Estirar de nuevo y enrollar la masa sobre sí misma apretándola (10). Cortar porciones de unos 2 o 3 cm de ancho e introducirlas en moldes para flanes o muffins previamente engrasados (foto central).

 

IMG_3766

Precalentar el horno a 180 ºC. Hornear durante 30 minutos.
Sacar los kouign-amann del horno y darles inmediatamente la vuelta para que el caramelo cubra la parte superior.

 

IMG_3769

♦ CONSEJOS Y TRUCOS ♦

 

  • A partir del segundo pliegue, es muy importante prescindir de la harina y utilizar solo azúcar para estirar y espolvorear la masa. Veréis que el azúcar aporta humedad a la masa, lo que la fragiliza y la hace más difícil de trabajar. Si veis que se os rompe demasiado la masa al estirarla durante el tercer pliegue, podéis enharinar ligeramente el rodillo, pero siempre procurando utilizar la menos cantidad de harina posible. El secreto está en trabajar la masa rápidamente para que no se caliente.
  • Los kouign-amann están mucho mejor templados, acompañados de un sorbete de frutas (por ejemplo de frambuesas).
  • Los bretones rellenan los kouign-amann con diversos ingredientes: pistachos, chocolate, uvas pasas, etc. Yo opté por vainilla fresca, que combina muy bien con el sabor de la mantequilla.

IMG_3770

Anuncios

26 pensamientos en “Kouign-amann

  1. Pingback: Saint-Malo, la ciudad corsaria

  2. Como puede ser que no os conociera antes ?? Desde hoy una incondicional. Gracias por esta receta tan bien detallada y exquisita, no la he probado pero esas fotos lo dicen todo.

  3. Pingback: ALFONS MUCHA EN LOIRA - Tattooink the World

  4. Genial y super bien explicado. Estuve hace 3 años en la Bretaña y los compraba por doquier. Con unas ganas tremendas de hacerlos aquí pero sin conseguir una receta paso a paso. Genial. Probaré a hacerlo. Sirve empezar con una base comprada de hojaldre para acortar tiempos de elaboración?

    • Muchas gracias Delia. Son un pecado la verdad, a nosotros también nos encantan. Si te digo la verdad, no creo que funcione con masa de hojaldre comprada por una sencilla razón: las masas de hojaldre industriales (por lo menos las que venden aquí) suelen llevar un porcentaje muy bajo de mantequilla. Incluso algunas solo llevan margarina y grasas vegetales. La gracia de este dulce es precisamente la mantequilla, por eso es tan importante elegir una mantequilla de buena calidad para elaborarlo. ¡Ya me contarás!

    • ¡Hola! Bueno, no exactamente. Sabe bastante a vainilla y a mantequilla (es muy importante utilizar mantequilla de buena calidad para esta receta). La textura también es diferente, está muy crujiente por fuera y tiene una capita blandita por dentro. Es una delicia que se come muchísimo en Bretaña.

  5. Me encantan tus comentarios….eres genial .
    Perdona por la lata que os dimos pero yo me lo pasé muy bien y me reí mucho.
    Gracias a los dos por todo.
    Un beso enorme para los dos.

  6. No sé qué me impresiona más del blog, si las recetas y cómo las cuentas (me encantan las introducciones, son geniales), o las magníficas fotos. Creo que esta la probaremos fijo, porque ¡vaya pintaza!. Ya te contaré qué sale. Por cierto, que Roberto sigue haciendo de vez en cuando el brioche de la receta de las torrijas, y cada vez le sale mejor. A ver si ahora le da por hacer los pastelitos estos, jiji. Yo es que no soy mucho de amasar, pero soy buena catadora. 😉

  7. MUE—–RO. Necesito probar este postre de nombre dificil de pronunciar. Lo necesito!!!! Enhorabuena una vez más por esta receta. Que bien presentado todo. Tienes un gusto exquisito!!!

  8. Ya sabía yo que cuando puse el ojo por primera vez en Dulce Tradicçion lo ponía bien puesto. Y tanto que aquí hay tema y del bueno. Con ese dorado y esas costras dulces en las orillas lo único que se me antoja es pegarles uno y otro bocado hasta terminar con ellas pero lo que más me llama es el sabor de mantequilla -sois únicos para usar la mantequilla en los postres-. Me encanta la receta. Te tomo la palabra y ve pensando en que podríamos hacer -me gusta la idea de juntar un día al oso y dulce tradicçion para ver que sale-.

  9. Pero que delicia!! lo descubrí en Francia hace un par de años y no he vuelto a probarlo. Que ganas! Gracias por compartirlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s