Gâteau frangipane et poires

Bizcocho frangipane y peras

El protagonista de la receta de hoy es un ingrediente tradicional de la repostería francesa: la frangipane o crema de almendras. Usada principalmente en la elaboración de la galette des Rois (roscón de Reyes hojaldrado relleno de esta crema), también sirve para preparar deliciosos bizcochos como el que os propongo a continuación.
Para la receta de hoy, he usado como base el bizcocho sencillo de yogur que hacía mi madre, y lo he “tuneado” añadiéndole una capa de frangipane, que le aporta textura, suavidad y mucho sabor. He añadido unas láminas de peras, que son de temporada y van muy bien con la almendra, además de unas rodajas de limón y kumquats para contrarestar el dulzor y aportar el punto justo de acidez.
Es un bizcocho sencillo de preparar, no excesivamente dulce (los que me siguen saben que siempre procuro reducir al máximo la cantidad de azúcar) y que se puede adaptar fácilmente a una dieta sin gluten. ¡Vamos, que lo tiene todo! Espero que lo disfrutéis.

Sigue leyendo

Anuncios

Petits gâteaux citron-thym

IMG_5356

 

Mi abuela materna solía preparar un bizcocho de limón realmente increíble: sabroso, suave y esponjoso, con una corteza ligeramente tostada y crujiente… Una delicia. Hace poco rescaté esta receta que volví a hacer en casa, y en cuanto horneé el bizcocho empezó a soltar todos los aromas y de pronto me trasladé a mi infancia. ¡Qué manos tenía mi abuela! Y cuánta influencia tuvo en el desarrollo de mi pasión por la cocina en general y la repostería en particular.
En esta ocasión, he cambiado las proporciones de su receta para adaptarla a moldes individuales, y he añadido tomillo (¡sí, tomillo!) para realzar el sabor del limón. Aunque no se suele utilizar en repostería, esta planta aromática combina muy bien con sabores dulces como la miel y la fruta. Aporta un aroma sutil y muy agradable.
Creo que a mi abuela le hubiese encantado esta versión de su bizcocho de limón, con lo golosa que era ella y lo mucho que me quería.

Sigue leyendo

Charlotte fraise-mangue

IMG_2934

 

La semana pasada me llegó mi primer pedido de frutas y verduras frescas de la huerta ecológica y algo tenía que hacer con esas fresas tan perfumadas. Como os dije, me encantan los dulces con fruta y decidí preparar uno de los postres franceses más típicos a base de fresas: la Charlotte. Su elaboración requiere tiempo y un poco de organización y técnica, pero merece la pena porque es un postre muy elegante y delicado que suele gustar mucho.
De origen inglés, se inventó en el siglo XVIII en honor a la reina Charlotte. Originalmente se trataba de una especie de pudin de frutas que se horneaba durante horas. La Charlotte tal y como la conocemos hoy en día se la debemos al maestro pastelero Antonin Carême, quien en el siglo XIX decidió reinventarla haciéndola más ligera y fina. Se trata de una base de bizcocho (biscuits à la cuiller) rellena de bavarois ligero (crema inglesa mezclada con pulpa de fruta, generalmente fresas para la Charlotte) y decorada con frutas. En esta receta he decidido mezclar fresas con mango para darle un toque más exótico.

Sigue leyendo

Le tiramisu

IMG_1104

A pesar de que el tiramisú es un postre italiano, todos los grandes reposteros franceses lo incluyen en su recetario. Se hace con un bizcocho suave y ligero humedecido en café, y con una crema de mascarpone, cuya textura se parece a la de una mousse. Se presenta espolvoreado con cacao en polvo. Aunque lo habitual es comprar los típicos bizcochos secos de huevo (por ejemplo, los de Fontaneda) para preparar el tiramisú, los bizcochos que mejores resultados dan son los de soletilla. ¡No los compréis! En esta receta, os enseño a elaborar estos deliciosos bizcochos ligeros y esponjosos para que vuestro tiramisú quede impresionante. ¡Os garantizo una receta infalible!

Sigue leyendo

Financiers

Financiers_01

Esta semana os traigo un postre típico del norte de Francia. Se trata de un suave y jugoso bizcocho a base de almendra llamado financier (literalmente “financiero”). Es un postre muy versátil, ya que se pueden añadir infinidad de sabores a la receta base. Hoy os propongo tres versiones: el clásico financier, un financier con pasta de pistacho y un financier de chocolate negro, todos acompañados de una deliciosa crema inglesa.

Sigue leyendo