Petits pains pistache-fruits rouges

Photo 11-12-14 8 02 42 (1) - copie

Hoy empezaré con una frase muy acertada de Fernand Point, el padre de la cocina moderna francesa: “No se puede cocinar bien si no se pone en ello el corazón, dado que, por encima de todo se trata de que reinen en torno a la mesa sentimientos de amistad y de fraternidad.

Ya han pasado casi dos meses desde la gran Cena de otoño a la que tuve el honor y el placer de asistir. En varias ocasiones tuve la oportunidad de darles las gracias a los dos cocineros, Raúl y Mayte, pero me faltaba el tercer responsable de esta bonita iniciativa: Niall Walsh. No he encontrado mejor forma que dedicarle la receta de hoy, inspirada en la receta de la bloguera canadiense Jennifer de Seasons & Suppers que descubrí gracias a él. Cocinar es para mí un descubrimiento constante que brinda la posibilidad de reinventarse gracias a los demás. Por eso he decidido crear mi propia versión de esos Warm bread bites con los que descubrí este maravilloso blog y compartirla con vosotros.
En esta ocasión, he cambiado los panes originales por unos panecillos de leche tradicionales dándoles un sabor diferente a pistacho, y he sustituido la mermelada que va debajo (demasiado dulce para mi gusto, por muy casera que fuera) por una rica compota de frutos rojos sin azúcar añadido. El resultado ha gustado tanto que los panecillos no han durado ni cinco minutos en la mesa…
¡Ah¡ Y lo dicho: estos deliciosos bocados van dedicados a Niall.

Sigue leyendo

Anuncios

Jalousies pêches-poires

IMG_4397

Cualquier pretexto es bueno para preparar un postre. Esta vez venían a merendar a casa nuestras amigas Ana y Helena. Así que para la ocasión, preparé un delicioso helado de mango y piña facilísimo de hacer y muy natural, y unas crujientes y veraniegas jalousies de melocotón y pera con un toque de regaliz. Un pequeño festín vamos.
Las jalousies (que puede significar en francés tanto “celosías” como “celos”, según el contexto) son unos pastelitos hechos con dos capas de hojaldre relleno de fruta fresca. Se suelen rellenar de manzana, aunque se puede utilizar cualquier fruta de temporada.
No sé muy bien por qué se llaman así. Probablemente porque las pequeñas aberturas en la parte superior recuerdan las celosías de las ventanas (que permiten ver sin ser visto). O quizás porque son tan buenas y delicadas que provocan envidia y celos… Eso lo tendréis que comprobar vosotros mismos, ¡porque a nosotros no nos dio tiempo!

Sigue leyendo

Charlotte fraise-mangue

IMG_2934

 

La semana pasada me llegó mi primer pedido de frutas y verduras frescas de la huerta ecológica y algo tenía que hacer con esas fresas tan perfumadas. Como os dije, me encantan los dulces con fruta y decidí preparar uno de los postres franceses más típicos a base de fresas: la Charlotte. Su elaboración requiere tiempo y un poco de organización y técnica, pero merece la pena porque es un postre muy elegante y delicado que suele gustar mucho.
De origen inglés, se inventó en el siglo XVIII en honor a la reina Charlotte. Originalmente se trataba de una especie de pudin de frutas que se horneaba durante horas. La Charlotte tal y como la conocemos hoy en día se la debemos al maestro pastelero Antonin Carême, quien en el siglo XIX decidió reinventarla haciéndola más ligera y fina. Se trata de una base de bizcocho (biscuits à la cuiller) rellena de bavarois ligero (crema inglesa mezclada con pulpa de fruta, generalmente fresas para la Charlotte) y decorada con frutas. En esta receta he decidido mezclar fresas con mango para darle un toque más exótico.

Sigue leyendo